Aquí podréis asistir al diario de nuestras salidas fotográficas. Y como un diario se escribe. Generalmente versan sobre naturaleza, pues es nuestra mayor pasión. Flora y fauna, en la medida que nos permitan sus integrantes fotografiarlas serán incluidas para acompañar al texto. Tampoco desdeñamos monumentos, u otras posibilidades fotográficas con las que podamos encontrarnos. Esperamos que sea de vuestro agrado.

Pinchando en las imágenes se pueden ver más grandes.

domingo, 27 de febrero de 2011

A mal tiempo buena cara.

El sábado 26 marchamos temprano para Redes. Hay mucha nube, y los augurios meteorológicos no son nada buenos. Cerca de Campo de Caso nos alcanzan nuestros amigos Abel y Elena, y después de dejar ellos en el aparcamiento de Bezanes el coche, (el acceso por la pista está restringido a vehículos sin autorización) subimos los 4 en el Suzuki para La Cabaña. El últimos tramo desde la pista por el camino hasta la cabaña, Elena y la Colasina lo hacen a pie por dar un paseo, apenas medio km. Nada más llegar, y antes de abrir la cabaña ya tenemos un par de carboneros garrapinos a nuestro lado, y nada más poner comida se abalanzan sobre ella sin vacilar, durante todo el día sería un recital interminable con cientos de fotos. Abel comparte a ratos el equipo con Elena, que parece ser que es de las primeras veces que se pone al oficio, y está claro que las fotos que nos aporta, evidencian una calidad envidiable para cualquier fotógrafo consumado.
Primero se pone Abel y Wili, como de costumbre sin hide a unos 3 ó 4 mts. Comienza a llover, lo que va a ser la constante el resto del día, con ratos de lluvia suave, fuerte, niebla, a veces frío (cuando subía la niebla), a veces sin frío, en definitiva, que menos sol y calor tuvimos de todo. Para evitar la lluvia nos tapamos con paraguas, hasta que Elena tienen una idea brillante al preguntar si tenemos sombrilla para el sol, quizás sea la primera vez que se utiliza una sombrilla para todo lo contrario de su uso habitual, pero con unos plásticos por encima resulta que nos tapa a todos, y estamos con todas las manos a la labor, que no es otra que disparar varios cientos de fotos cada uno a nuestros pequeños visitantes con alas. Nosotros quedamos doblemente satisfechos por la compañía que tuvimos todo el día, que aparte de la habitual de los pajarinos de siempre, se unieron nuestros amigos Abel y Elena que nos hicieron pasar una jornada memorable, y a pesar de la climatología no fácilmente superable.
Las fotos de Abel y Elena a este tamaño no les hacen justicia, pues las hemos visto a 1200 píxeles, y os podemos asegurar que son impresionantes.

Herrerillo capuchino. P.N. de Redes, Caso. Asturies.

Trepador azul. P.N. de Redes, Caso. Asturies.
 
Carbonero garrapinos. P.N. de Redes, Caso. Asturies.
 
Carbonero palustre. P.N. de Redes, Caso. Asturies.
 
Carbonero común. P.N. de Redes, Caso. Asturies.

Herrerillo capuchino. P.N. de Redes, Caso. Asturies.
 
Carbonero garrapinos. P.N. de Redes, Caso. Asturies.
 
Trepador azul. P.N. de Redes, Caso. Asturies.
 
Carbonero palustre. P.N. de Redes, Caso. Asturies.

Herrerillo capuchino. P.N. de Redes, Caso. Asturies.
 
Carbonero garrapinos. P.N. de Redes, Caso. Asturies.

Abel, Elena, Colasina y un visitante. P.N. de Redes, Caso. Asturies.
 
De izqda a dcha; Elena, Wili y Colasina. Hubo bastantes momentos de mucho júbilo.

Sobre las 6 de la tarde la lluvia es muy fuerte, y como además tenemos suficientes fotos bajamos de regreso.

viernes, 25 de febrero de 2011

Tardes casi primaverales.

La tarde de ayer 24 se presentó primaveral, con el cielo despejado y temperatura agradable. Después de dejar a la Colasina en el trabajo me fui a Avilés a ver de nuevo el ampelis. No sé si por la hora, o que, apenas bajaba de los árboles altos y cuando lo hacía se quedaba poco tiempo. En vista de esto y con sólo unas pocas fotos volví para Gijón.

Ampelis. Avilés. Asturies.

Ampelis. Avilés. Asturies.

Enfrente del posadero del ampelis esta mimosa de gran porte tenía un manto amarillo deslumbrante.

 Me fui de allí para el Parque Isabel, y me encontré con  Pablo Fernández, y como no había nada destacable nos quedamos charlando rodeados de gaviotas y anátidas, ah, y un diminuto murciélago que revoloteaba junto a nosotros acosado por las gaviotas reidoras sin que consiguieran capturarlo, lo que nos pareció milagroso, por lo precario de su vuelo. No es la primera vez que veo de día murciélagos aquí, y las gaviotas siempre les acosaban, pero nunca vi que consiguieran capturarlos, por suerte para estos.
 Al poco aparece Iván Díaz, él en su blog dice que está aprendiendo a volar, pero como podréis ver en el enlace ya es un fotógrafo de altos vuelos, y eso que es aún muy joven, fue una grata sorpresa, pues tenía gana de conocerle en persona, hasta ayer sólo le conocía por el ciberespacio.

'
Gaviota de delaware, 1º invierno. Parque Isabel. Gijón.

Gaviota sombría, ya con un precioso plumaje nupcial. Parque Isabel.

Gaviota reidora, algunas ya con el diseño de la cabeza típica del plumaje nupcial. Parque Isabel.

Hoy 25 vamos al amanecer hasta el Puntal con el cielo despejado. Se nota muy bien que está apuntando el alba, pues varios de los prados que bordean la A-8 vemos hasta 10 corzos, y en uno 5, que es una de las veces que vemos tal cantidad juntos. Ya llegando al Puntal vemos otros dos corzos que están cerca de la carretera, y además hay una pista que va hacia ello, así que damos la vuelta y al acercarnos aguantan un buen rato, y dándoles los primeros rayos de sol de la mañana, La Colasina les "dispara" unas cuantas fotos, lo que ya es buen augurio. Llegados al Puntal no vemos el colimbo por ningún lado. A la media hora aparece por la bocana  de la dársena y vamos por la barra hacia donde está. Al acercarnos, todavía lejos, le vemos salir con una presa y vemos que es muy grande, pero hasta llegar a casa y ver la foto en el monitor no sabemos lo que es, resultó ser una gran raya que aunque le costó trabajo engullir, terminó haciéndolo. Después, en algunas ocasiones nos salió bastante cerca, y nos deleitaba durante un rato entre las inmersiones. Él no para de sumergirse, y cuando de nuevo se aleja nos vamos muy satisfechos.

Corzo, hembra. El Puntal, La Villa. Asturies.

Corzos, hembras. El Puntal, La Villa. Asturies.

Colimbo grande comiendo una raya: El Puntal, La Villa. Asturies.

Después del atracón de la raya dormitaba. El Puntal, La Villa. Asturies.

Pero al poco rato se desperezó, y a seguir pescando. El Puntal, La Villa. Asturies.

Colimbo grande. El Puntal, La Villa. Asturies.

Colimbo grande. El Puntal, La Villa. Asturies.

Es todo por hoy.

martes, 22 de febrero de 2011

Qué hace un pájaro como este en un sitio tan lejano.

   Estamos acostumbrados a que año tras año nos visiten en su viajes migratorios numerosas especies de aves. Algunas incluso están a medio camino de sus lugares de invernada, por lo que dos veces al año recorren ingente cantidad de kms para ir de sus áreas de cría a las de invernada, y viceversa. Pero lo que pocas veces ocurre es que un ave que no tiene este tipo de migraciones se deje caer tan lejos de sus lugares naturales de invernada. Esto es lo que ha ocurrido este invierno en Asturies, con la aparición de varios ejem de ampelis.

   Queremos dedicar las fotos a Pedro J. Menéndez, que fue el colega que primero nos dio el aviso a través de un mensaje al móvil en la tarde de ayer.

   Por lo que esta mañana, encapotada y amenazando lluvia nos fuimos antes del alba a Avilés en busca del ya famoso ampelis que campea por allí desde hace unos días. Llegamos al amanecer, y nos apostamos con el Suzuki encarado a los arbustos a los que suele ir a comer bayas. Poco pasadas las 9 vino del E, y se posó en una rama, pero sin comer se fue al gran plátano al que suele ir justo enfrente. Mientras preparamos el equipo baja de nuevo y come un par de bayas, para volver al plátano, y así en varias ocasiones. Poco a poco van llegando otros observadores, y llegamos a juntarnos una docena. Alguno que le vio más veces dice que hoy actúa diferente, pues a veces se queda bastante tiempo sin comer en los arbustos, y sin embargo, otras sólo baja, come una o dos bayas y se va al plátano permaneciendo durante un buen rato en él. En cualquier caso, hace las delicias de todos los que allí estamos, aunque nosotros estamos sólo hasta las 11, pues La Colasina trabaja por la tarde.

Ampelis. Avilés. Asturies.

Ampelis. Avilés. Asturies.

Ampelis. Avilés. Asturies. 

Ampelis. Avilés. Asturies.

Es todo por hoy.

lunes, 21 de febrero de 2011

Un finde más.

Sábado 19.

Salimos temprano para la ría de La Villa, el cielo con nubes y claros, y la esperanza de que la Colasina disfrute del colimbo si aún sigue allí.
Comenzamos en El Puntal, y como la marea está en bajamar y no vemos cerca el colimbo bordeamos la ría por completo visitando las diferentes zonas de interés. Vemos bastantes zarapitos reales y algunos parecen combatientes por las disputas que les enfrentan. Vemos también cercetas comunes, bisbita costero,  avefrías...

Zarapito real. Ría de la Villa.

Zarapito real. Ría de la Villa.
 
Bisbita costero. Cierrón. Ría de la Villa.

Avefría. Cierrón. Ría  de la Villa. 

Pinzón vulgar, hembra. Cierrón. Ría de la Villa.

Cercetas comunes. Cierrón. Ría de la Villa.

Barca. Misiegu. Ría de la Villa.

Colasina haciendo la foto de la barca de arriba. Misiegu. Ría de la Villa.

Misiegu. Ría de la Villa.

Para hacer tiempo, desde Misiegu vamos a la playa de La Espasa, y como era de esperar no hay nada más que gaviotas. A medida que avanza el día entra más nube por el W y todo hace presagiar lluvia.
Volvemos para comer en un barín del alto de la Golondrina, para a continuación ir directamente al Puntal ya con la marea cercana a la pleamar. Al llegar ni rastro del colimbo. En el borde del muro hay hasta tres andarríos chicos que nos entretienen hasta que comienza a llover fuerte. Desde el coche, mientras capeamos el temporal aparece a la entrada de la dársena al colimbo pero no entra en ella. Después de parar de llover llega Bernardo y vamos con él hasta donde está el colimbo, aunque nos ignora, y no se acerca lo bastante, y no porque recele, simplemente está pescando a su bola y sale donde le apetece. Y aunque ya es con una luz mala tanto por la hora como por las espesas nubes, La Colasina queda muy satisfecha, pues es su primer colimbo.

Andarríos chico. El Puntal.

Colimbo grande. El Puntal.

Domingo 20.

Salimos temprano con el cielo despejado para Tineo. Recorrimos varias sierras del concejo con buen día hasta que un frente que veíamos a los lejos entrar por el W llega a nosotros y nos estropea el día. Estas sierras están siendo sembradas de parques eólicos desde hace tiempo, si Alonso Quijano levantase la cabeza, con rocinante y lanza en ristre les haría frente en desigual batalla, como ahora tiene que hacerla las rapaces para no sucumbir en los brazos de estos gigantes. En las zonas propicias buscábamos salamandras rabilargas, pero no tuvimos suerte.
Terminamos en el picu Aguión, desde donde hay una vista fantástica de toda Asturias, desde picos al E, hasta casi Galicia, y el resto de la cordillera cantábrica al S. Al bajar, cerca de Pravia nos encontramos con unos camachuelos en unos árboles y aunque estamos en una curva paramos en seco. Ya llegamos de nuevo a casa cuando comienza a llover, así es Asturias, como se dice aquí lluvia a esgalla.

Sierra de Aguión. Tineo.

En algunos puntos la concentración de molinos eólicos es enorme.

Estas sierras están salpicadas de inmerables núcleos de caserías y pequeños pueblos.

Vista hacia el E desde el picu Aguión, entre los molinos del centro, Picos de Europa. Cuando aún lucía el sol en picos, justo encima de nosotros estaba el frente que traería nuevas lluvias en menos de un par de horas.

Camachuelo común, macho.

Esto es todo por hoy.

martes, 15 de febrero de 2011

Colimbo del Puntal.

Martes 15.

Esta tarde, nada más irse la Colasina a trabajar me fui (Wili) para El Puntal con el objetivo de tratar de ver el colimbo al que hacía referencia el amigo Pablo en su blog, por lo que estas fotos van por Pablo.
Al llegar me encuentro con el buen fotógrafo y artista de naturaleza Gonzalo Gil. El colimbo esta en la dársena, la luz bastante mala, por lo que las fotos no valen gran cosa. Pero el placer de estar a pocos metros de un colimbo, que seguro que voló varios miles de kms para llegar hasta aquí, es suficiente para estar satisfecho de la tarde de hoy.

Colimbo grande. El Puntal. La Villa.

Colimbo grande. El Puntal. La Villa.

Colimbo grande. El Puntal. La Villa.

Eso es todo por hoy.

lunes, 14 de febrero de 2011

Visitando a los amigos.

Sábado 12.02.

Salimos temprano con nube para Redes. Después de parar a comprar el pan en Campo de Caso subimos por la pista, donde ya encontramos nieve a los 900 mts. Tenemos que dejar el Suzuki y seguir andando un buen trecho, pero  como lo sospechábamos ya íbamos preparados, y sólo llevamos el equipo de "asalto", pues la espalda, tanto la de Wili como la de la Colasina no están para mucha carga. Por lo tanto, sólo llevamos una cámara, el 120-400, (estamos los dos gratamente sorprendidos con el 120-400, tanto por la calidad que da, como por lo bien que se transporta) el angular, y el trípode de carbono que apenas notas su peso colgado en bandolera.
Poco antes de la cabaña vemos un grupo de 6 camachuelos en una zona que suelen verse en invierno, pero curiosamente no se suelen acercar por el comedero, aunque está cerca.
Nada más llegar, en segundos ya aparecen nuestros amigos los páridos y el trepador, es una cosa que cuesta creer de no verla. Les ponemos comida, y como hay bastante nieve la añadimos al decorado para ir variando. Ellos no paran de venir a comer en una cadencia frenética que a veces hace que coincidan las 4 especies de páridos que son asiduos y el trepador azul a la vez, con continuas disputas  y persecuciones. También se acerca un herrerillo común, pero este no se atreve a entrar porque estamos destapados, pues como los demás entrar igual no perdemos tiempo en montar el hide. Al mediodía despejó, y se quedó muy agradable. Total, que estamos a turnos hasta que se pone el sol. Sentimos el reclamo cercano del pito real.
Como anuncian una borrasca con nieve para mañana bajamos antes de oscurecer por si acaso...

Herrerillo capuchino. Caso. Asturias

Carbonero garrapinos. Caso. Asturias.

Trepador azul. Caso. Asturias.
 
Herrerillo capuchino. Caso. Asturias.
 
Carbonero palustre. Caso. Asturias.
 
Carbonero común. Caso. Asturias.
 
Herrerillo capuchino. Caso. Asturias.
 
Trepador azul. Caso. Asturias.

Esto es todo por hoy.