Aquí podréis asistir al diario de nuestras salidas fotográficas. Y como un diario se escribe. Generalmente versan sobre naturaleza, pues es nuestra mayor pasión. Flora y fauna, en la medida que nos permitan sus integrantes fotografiarlas serán incluidas para acompañar al texto. Tampoco desdeñamos monumentos, u otras posibilidades fotográficas con las que podamos encontrarnos. Esperamos que sea de vuestro agrado.

Pinchando en las imágenes se pueden ver más grandes.

domingo, 14 de marzo de 2010

Un invierno interminable.

Ayer sábado, muy temprano, salimos para el Ribón. No sabíamos como lo encontraríamos, pues estos días pasados no se veía el Aramo por la nube baja. La sierra del Aramo (donde se encuentra la famosa subida del Angliru) se divisa desde algunos puntos de Gijón, y sirve para hacerse una idea de la nieve que puede albergar la cordillera.
Sin embargo, ayer al salir, a pesar de estar cubierto, la nube alta si permitía la visión del Aramo, y ya suponíamos que pisaríamos algo de nieve. Al llegar a Soto de Caso ya se divisan las praderías del Ribón, y vemos que tiene una ligera capa. Pero logramos subir el TT con unos 5 cms de nieve hasta la mitad del camino, donde le dejamos, pues es el único lugar donde poder dar vuelta de no subir hasta arriba. Sólo nos queda por andar unos 200 metros. En la salida El Ribón II  comentaba la gran cantidad de rastros que observé ese día, sin embargo eché en falta uno de los que con nieve nunca había fallado: de lobo. Ayer al poco de dejar el Suzuki  lo primero que vemos son rastros de lobo, se ven varias patadas juntas, y una muestra de orín sobre un brezo, que coloreó y derritió la nieve. Unos metros antes de la cabaña (tienen el paso a escasos cinco metros) las patadas se bifurcan en tres ramales sin retorno, para juntarse de nuevo unos metros más adelante, es decir, que podemos estar seguros que son tres ejemplares los que subían.
Al mediodía se pone a nevar, y ante la amenaza de quedar aislados bajamos de regreso. Hago unas fotos a los rastros, que por desgracia ya están parcialmente tapados por la nieve caída, y venimos de regreso.
En definitiva, que este invierno, aunque está siendo como era habitual hace años, lo mal acostumbrados que estábamos estos 3 ó 4 invieros pasados, hace que se esté haciendo algo interminable.

rastros de patadas y orín de lobo.

desde otro ángulo.

A través del parabrisas, es curioso que caía algo menos que en El Ribón, a pesar de descender muy poco en altura.

La Cardosa.

5 comentarios:

  1. Menudo tiempecito, el sabado pa tar en casa y el domingo primaveral.

    ResponderEliminar
  2. Hola amigos:

    Tiempo infernal. No sé porqué decimos lo de "infernal", en vez de invernal, que es lo que es en realidad. El sábado nevó a modo en los altos y llovió a cántaros en la costa.

    Muy guapa la cita del llobu. A pesar de la caña tan grande que le están dando (matando indiscriminadamente grupos familiares enteros), parece que aún aguantan. Espero que por muchos años más.

    Nacho.

    ResponderEliminar
  3. Ya parece que no le queda mucho a este invierno! Esperemos!!
    Bonitas fotos!!
    Saludos

    ResponderEliminar
  4. Hola pareja,pués va a ser que sí!! yo ya hace un tiempecito que estoy cansado del temporal,sobre todo por el agua porque por aqui exceptuando la nevada a cota cero que nos dejo "tocados" no suelo ver nieve,pero si un poco pesaito el temporal jejeje.
    Muy buena la entrada,yo ya me conformaría por pode3r esas huellas de lobo,mucha "envidia" no se si sano o que pero envidia jejeje.Bueno ahora ya parece que viene mejor tiempo pero no hay que fiarse mucho que todavia queda un "poquito" para la BENDITA PRIMAVERA
    Un cordial saludo desde el Delta!!

    ResponderEliminar
  5. Más que un día de perros...una jornada de lobos. ¡Casi nada!

    Saludos.

    ResponderEliminar