Aquí podréis asistir al diario de nuestras salidas fotográficas. Y como un diario se escribe. Generalmente versan sobre naturaleza, pues es nuestra mayor pasión. Flora y fauna, en la medida que nos permitan sus integrantes fotografiarlas serán incluidas para acompañar al texto. Tampoco desdeñamos monumentos, u otras posibilidades fotográficas con las que podamos encontrarnos. Esperamos que sea de vuestro agrado.

Pinchando en las imágenes se pueden ver más grandes.

jueves, 28 de junio de 2012

Confirmado.


Esta primavera hizo 23 años que nos hicimos con la cabaña. En aquellos meses primaverales de 1989, tocaba prepararla para hacerla un poco habitable. Cuando nos la vendieron estaba sin puerta, y en un estado de abandono latente. Abajo, los pesebres para el ganado, arriba "la tenada", donde se almacenaba el heno seco.
Aún lo recordamos como si fuese hoy mismo. Fue al final de la primavera, cuando ya casi el verano pedía paso. Una noche, al poco de instalarse la oscuridad, sentimos ruidos que nos hicieron encender las linternas y enfocarlas hacía donde provenían, y por las vigas de madera de castaño allí estaban, correteando: los lirones grises. Fue tal nuestro alborozo que nos levantamos para tratar de fotografiarlos, y comprobamos que no eran asustadizos, no era la primera vez que los veíamos en la naturaleza, pero así, tan cerca y accesibles no. Esa noche no la olvidaremos nunca...
Pues bien, desde entonces, todos los años compartimos estancia con ellos allí. Pero este año no están, no sabemos que ha ocurrido. Este fin de semana pasado volvimos para la cabaña, y no aparecieron de nuevo, y a estas alturas ya damos por sentado que no estarán con nosotros este verano. Los lirones grises son poco longevos, y sabemos que compartimos con varias generaciones de ellos durante estos años, por lo tanto, estamos seguros que volverán otros (o eso deseamos, y esperamos) a instalarse, pero este año de momento estamos solos. 


Estos son los lirones que tanto echamos de menos.

23.06. Sábado.
Llegamos con el tiempo idéntico al anterior, es decir, niebla, que se disipa al rato, y el resto del día muy bueno y agradable, sin nubes ni aire. Nada más llegar montamos el la caseta-hide en cinco minutos y la dejamos frente al comedero. Hoy vienen sin parar y ya hay también pollos volantones de carbonero palustre. Se acerca una curruca capirotada ♀, y vemos que el chochín sigue a los suyo, cebando sin parar. Preparamos un tronco para el picapinos, y también viene, amén de los capuchinos, el petirrojo y los de siempre. A media mañana Colasina me insta a que mira a la derecha, al fondo de la pradería, donde corre una corza con una cría de pocas semanas detrás, las vemos internarse al bosque de abajo. Por la tarde, después de irse el sol del comedero vamos a dar un paseo para entrenar un poco, pues queremos partir para las vacaciones en forma, para afrontar bien lo que nos espera.


Carboneros palustres, juveniles.

Herrerillo capuchino.

Trepador azul, ♂.

Carbonero garrapinos.

Carbonero común, ♂.

Petirrojo.

Herrerillo común, ♂.

Herrerillo común, ♀.

Picos Tiatordos y Maciédome.

Biforcos, y picu Maciédome.

24.06. Domingo.
Una de las cosas que reiteran la falta de lirones es que los ratones de campo están en la cabaña, pues les sentimos desde la cama durante la noche, algo les tenía entretenidos royendo sin parar. Cuando hay lirones, los ratones sólo ocupan la cabaña hasta que ellos despiertan del letargo, a partir de ahí desaparecen hasta que los lirones entran de nuevo al letargo invernal.
Amanece el que hasta hoy será el mejor día del año, sin nubes ni aire en todo el resto del día, y con una temperatura agradable. Después de desayunar vamos de nuevo a dar un paseo, hoy más largo. Vemos en las pradería del coto una cierva, y dos rebecos, hacía tiempo que no veíamos en el mismo día a los tres representantes de ungulados que tenemos, pues más tarde, desde el hide volveremos a ver a la corza y el corcino donde ayer.  El resto del día le pasamos en el hide, y aparte de lo de ayer, se nos posa una ♀ de pito negro que nos pone el corazón a cien, se posa a escasos 6 mts, y aunque entre ramas y a contraluz, y se va enseguida, nos alegra la mañana más si cabe. Hacía muchos años que no teníamos uno tan cerca, a principios de los 80 del siglo pasado hicimos un seguimiento a varios nidos de la especie, durante varios años, anillamos pollos y adultos, y les tuvimos como a este muchas veces, pero eso quedaba ya tan lejano...


Carbonero garrapinos, juvenil.

Chochín.

Curruca capirotada, ♀.

Pico picapinos, ♂.

Pico picapinos, ♂.

Pito negro, ♀.

Herrerillo capuchino.

Herrerillo capuchino.

Carbonero común, ♂.

Petirrojo y carbonero garrapinos disputando.

Trepador azul, ♂.

Trepador azul, ♀.

Desde un mirador natural en el Coto.

Vacas casinas.

Las hayas tienen un verdor exuberante.

Estamos muy contentos con la caseta-hide, pues en tres minutos se monta, y como pudimos comprobar los bichos la toleran muy bien. A media tarde volvemos a la urbe.

19 comentarios:

  1. como me presta cada vez que subis una actualización!!!
    bichucos, paisajinos, la envidia de la mala, malisima, por esa cabañuca!! ejejej
    un abrazuuuu

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y a nosotros préstanos verte por aquí. Saludos.

      Eliminar
  2. Bonitos lugares donde perderse,las fotos magnificas.Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí Isidro, y muy tranquilos. Nos alegra que te gusten las fotos. Saludos.

      Eliminar
  3. Que bonito tener una cabaña en mitad del bosque :)

    Maravillosas fotografías.

    Un saludo.

    Areku Desings
    Brush Art Designs

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya lo creemos Alexandre, y afortunados que nos sentimos por ello. Saludos.

      Eliminar
  4. Una pena que no estén los lirones. Seguro que pronto volverán. La verdad que la variedad ornitológica que os encontrasteis es muy grande.
    El pito negro jamás lo he visto, por lo que veo se escondía, jeje.
    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí es una pena, a ver si vuelven pronto. No creáis, no se escondía, es su forma de actuar. Saludos.

      Eliminar
  5. Pues vaya, se van a echar de menos los lirones en las crónicas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A ver si pronto podemos tenerlos de vuelta. Saludos.

      Eliminar
  6. Vayamos por partes, je, je. Las fotos nos han gustado mucho. Tienen la calidad que siempre hacéis gala con esos fondos de un verde intenso y una vegetación fresca que da gusto ver en estos días de tanto calor implacable en nuestra tierra. Es que las miramos y nos estamos imaginando al ave entre verdes hojas y manantiales de agua a sus pies. Por otra parte, que pena lo de los lironcillos que ya casi eran "como de todos" un poco. Esperamos que vuelvan el año que viene. Lo del picamaderos negro cuando lo hemos visto también nos hemos quedado como parados un segundo pensando en que venia otra foto de cuerpo entero, Pero esta vez se ha resistido un poco. Ya caera. Aún así solo verlo es ya un privilegio. Nosotros solo lo hemos visto en Irati y fue emocionante.

    Saludos,

    Lourdes y Jesús

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nos alegramos que os trasmitan ese vergel, je, je. Ya, era lo ideal, una de cuerpo entero, pero por el contraluz hubo problemas con el enfoque y sólo dio tiempo a esta, pero fue emocionante tenerlo tan cerca de nuevo...
      Saludos.

      Eliminar
  7. Que pena,que penaaa !!!
    Seguro que vais ha echar mucho de menos a los lirones después de tantos años,pero lo peor es pensar en ¿porqué no están??¿qué ha pasado??...de verdad,una pena ,ya que hay poquitos lirones grises y menos tan queridos como los vuestros.
    Las fotos estupendas,mira que he visto y hecho fotos de petis...pero como la que habéis puesto en la cabecera ...ninguna..,es una maravilla.

    Preciosa entrada,aunque nos quedamos con la pena de los lirones...
    Un abrazu pareja.
    Xurde.A

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sin duda, ya eran como de la familia. No tenemos ni idea que pudo haber pasado, al estar próximos a la invernada estaban muy gordos y era buena señal, pero...
      La foto de la portada es en el comedero, y aunque comía cada poco, en esta ocasión aprovechó que se le puso a pico este insecto y aprovechó. Es cuestión de estar en el lugar adecuado, y un poco de suerte.
      Saludos.

      Eliminar
  8. Una pena la falta de lo lirones...pero que belleza visual vuestras fotografías.
    Como siempre un excelente reportaje.
    Abrazos y buen Domingo.
    Ramón

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Una pena sí. Aunque un poco tarde gracias y feliz verano.

      Eliminar
  9. Puf, ya nada va a ser igual...
    Estoy convencido que los detectó una Garduña (tan aficionadas a entrar en las edificaciones humanas) mientras dormían plácidamente y le han servido de alimentación para sus crías o algo parecido.Lo siento pero si tuviera como arquitecto que hacerle una "tasación" a vuestro Refugio ahora le daría un 50% de valor, esto es peor que la Prima de riesgo, la leche.Saludos pareja

    ResponderEliminar
  10. Jesús tus comentarios son geniales. No habíamos pensado en lo de la pérdida de valor del refugio. Habrá que mirar la forma de atraer a los lirones, je, je. Saludos.

    ResponderEliminar
  11. Que bueno tener tantos amigos, unos fotográficos, otros virtuales, pero todos reales. Sois afortunados.
    Un fuerte abrazo y a seguir con las crónicas del bosque verde, jeje.

    ResponderEliminar