Aquí podréis asistir al diario de nuestras salidas fotográficas. Y como un diario se escribe. Generalmente versan sobre naturaleza, pues es nuestra mayor pasión. Flora y fauna, en la medida que nos permitan sus integrantes fotografiarlas serán incluidas para acompañar al texto. Tampoco desdeñamos monumentos, u otras posibilidades fotográficas con las que podamos encontrarnos. Esperamos que sea de vuestro agrado.

Pinchando en las imágenes se pueden ver más grandes.

jueves, 14 de marzo de 2013

Por el Occidente


Esta salida es la que teníamos programada para la semana pasada, y que a última hora cambiamos por la de la entrada anterior. 

08.03.2013. viernes.
Salimos a media tarde hacia el occidente asturiano. Con nubes y claros en el cielo y fuerte viento del Sur, que si bien era algo molesto, al menos no eran frío. La meta es llegar a dormir a Vegadeo. Hacemos un par de paradas durante el trayecto para hacer unas fotos desde los cabos. La primera parada en Cabo Vidío, que es uno de los cabos más bonitos de la costa asturiana, tiene un acantilado de cuarcita y pizarra, y una verticalidad que impresiona, con sus 90 mts de altura. El faro de Vidío, que está al borde del acantilado, es el de más reciente construcción de España, se terminó en 1950. El fuerte viento favorece que la atmósfera esté limpia y se pueda divisar desde aquí Estaca de Bares 118 kms al W, en Galicia, y el Cabo Peñas 34 kms al E.  El cantábrico como es habitual cuando lleva varios días soplando el viento del sur está bastante relajado, y por consiguiente la claridad del agua es perfecta para ver los fondos.  


Cabo Vidio.

Cabo Vidio.

Cabo Vidio.

Cabo Vidio.

La próxima parada es Cabo Busto, que no desmerece al anterior. Aquí estamos hasta que el atardecer se presta a posar para la cámara. Claro que como a la Colasina ya le pesan los madrugones de la semana y tiene sueño atrasado, se queda en la furgo acostada y deja todo el trabajo en manos de Wili. 


Cabo Busto. Faro.

Atardecer en Cabo Busto.

Atardecer en Cabo Busto.

Atardecer en Cabo Busto.

Después en Barcia nos metemos a Luarca por el Faro para hacer unas fotos del puerto ya casi de noche.


Luarca.

Luarca.

Luarca.

Llegados ya a Vegadeo cenamos en el camper a la entrada del pueblo, para ir a continuación al sitio de costumbre, en una calle muy tranquila que termina en unos prados sin salida, junto a un canal, y sólo es aparcar y echarse a dormir. 

09.03.2013. sábado.
Nos levantamos a las 8 y tras desperezarse y asearse un poco vamos a la panadería Méndez.   Para la ruta que queremos realizar hoy no era necesario venir a Vegadeo, lo hacemos sólo con la intención de ir a esta panadería a comprar empanada y dulces, pues después de la mayoría de las buenísimas pastelarias e padarias portuguesas, esta es la mejor panadería que conocemos, (no sólo de Asturias) y que mejor pan y dulces tiene. Una vez avituallados  y aprovechando que estamos por aquí nos acercamos a la playa de Peñarronda. Ni que decir tiene que está preciosa tanto por la limpieza que el aire da al paisaje, como por la prácticamente ausencia de gente en la playa. Nosotros al revés que a la mayoría sólo nos gusta la playa en invierno, que le vamos a hacer, somos unos raritos que no nos gustan las aglomeraciones. 


Playa de Peñarronda.

Playa de Peñarronda.

Playa de Peñarronda.

Playa de Peñarronda.

Playa de Peñarronda.

Playa de Peñarronda.

Vamos a Tapia de Casariego y hacemos unas fotos a Castríos y a Represas. Después nos acercamos a ver a los cormoranes que conocemos desde hace años, y que ya están en plena incubación, al menos buena parte de las parejas.


Cormorán moñudo.


Playa de Castríos. Tapia.

Playa de Represas. Tapia.

Playa de Represas. Tapia.

Más tarde vamos para Navia y seguir hacia Villallón. En Arbón nos desviamos a Oneta, que es el punto de partida para uno de los objetivos principales de esta salida. Llegamos justo para comer en el aparcamiento del cementerio. Las nubes y el aire son cada vez más amenazadores y al poco se pone a llover fuerte por lo que nos acostamos para esperar a que escampe, algunas rachas de aire parecen querer volcarnos el camper. Sobre las 3 de la tarde para y se abren algunos claros, así que iniciamos la bajada hasta la cascada que se suele nombrar como de Oneta, aunque su verdadero nombre es La Firvia, con más de 15 mts de caída que produce el río Acebo. Cuando llegamos al pie de la cascada se pone a llover muy fuerte de nuevo (menos mal que hay un cobijo) y vamos a refugiarnos al molino que está a escasos 100 mts de la cascada. Como media hora lloviendo hasta que para, y por suerte se van abriendo claros. Aprovechamos para hacer las fotos que llevamos en mente, pues es la tercera vez que la visitamos, si bien, la primera desde la era digital, y lo hacemos por la tarde para que la luz sea más favorable, pues las veces anteriores era de mañana y el cielo quedaba contra luz. Estamos tratando de hacer poco a poco todas las cosas que tenemos en diapositivas, dado que, por un lado cada vez va a ser más difícil escanear las viejas diapos, y por otro, que ya se saca más calidad con la fotografía digital que con las diapos.  Al final tenemos suerte, pues no vuelve a llover y nos permite hacer lo suficiente para quedar satisfechos.


Cascada de La Firvia. Oneta.

Río Acebo.

Cascada de La Firvia. Oneta.

Molino. 

Río Acebo. Cascada de La Firvia al fondo. Oneta.

Río Acebo. Oneta.

Río Acebo. Oneta.

Río Acebo. Oneta.

Río Acebo y molino. Oneta.

Colasina mientras hace la foto de encima.

Cascada de La Firvia. Oneta.

Cascada de La Firvia. Oneta.

Cascada de La Firvia. Oneta.

Río Acebo. Oneta.

Río Acebo. Oneta.

Linera. Enfrente del cementerio de Oneta. 

Salimos de Oneta para Trevías, donde llegamos aún temprano para ir a cenar, así que descansamos un rato hasta que llega la hora de volver a cenar en el hostal La Unión, no nos cansamos decir que la comida de aquí, además de abundante y barata, es de lo más casera que se puede comer en un bar. Después vamos a dormir en la explanada de siempre, es decir, junto al campo de fútbol.

10.03.2013. domingo.
Nos levantamos al clarear el día. Está igual que ayer, con nubes y claros, y siguen los vientos fuertes, aunque ya van rolando al W. Vamos para el aparcamiento que conocemos junto al río Esva para recorrer un buen trecho del río y hacer una espera a la nutria, pues en este río es donde más veces la observamos. Estamos casi 3 horas sin resultados, lo que evidencia que la suerte de la que hablábamos en la anterior entrada hay que tenerla, o es inútil obtener resultados. En el Dobra la semana pasada sin esperarlo nos apareció una nutria y aquí en 3 horas ni rastro. Pero un gavilán hembra que vino hacia nosotros pasándonos a escasos 10 mts nos alegró la mañana, además se posó a unos 50 mts un buen rato, y aunque estaba entre ramas sin posibilidad de foto, al que le gusten los bichos sabe que no sólo es hacerle fotos, el verlos ya es motivo de satisfacción enorme, y sobre todo una especie difícil de ver como esta.


En esta zona se ven muchos ruscos como el de la foto.

A media mañana salimos de Brieves por la AS-222 hasta San Martín de Luiña. Esta tranquila carretera discurre en su parte media por el encajonado desfiladero del río Esqueiro con unos parajes impresionantes, pero desgraciadamente es una carretera muy estrecha sin ninguna posibilidad de parar el camper para hacer fotos. Ya en Luiña seguimos a Artedo, y vamos al aparcamiento junto al río. Comemos y después vamos por la senda que habilitaron hasta la playa de la Concha de Artedo. 


Tanto las pasarelas como la vegetación al Wili le recordaron a los Everglades.

Concha de Artedo.

Más tarde salimos para Cudillero donde hacemos una breve parada. Después en Somao nos metemos hasta el mirador del Espíritu Santo.


Cudillero.

Cudillero.

Costa hasta Cabo Vidio desde el Espíritu Santo.

A continuación volvemos para casa. 

10 comentarios:

  1. A estas alturas no voy a deciros que las fotos están bien guapas, personalmente como ya se que las fotos van a ser buenas me voy quedando con los relatos y de vez en cuando cierro los ojos y parece que lo estoy viviendo el recorrido, eso si lo del cormorán y el cabo vídio que recuerdos me llegan, si en aquella etapa tuviéramos lo digital, incluso para los ostreros, en fin esos tiempos ya pasaron y se disfrutaron. Un saludo pareja

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya te digo Abel, si esto de lo digital llega unos años antes menudas fotazas tendríamos. Nosotros recordamos al ya casi extingido gallu (entre otros)la de veces que le tuvimos tan cerca, y por los equipos de antes sólo unas pocas fotos, de tener estos equipos de aquella...
      Saludos.

      Eliminar
  2. Que os digo que ya no os hayan dicho:Es un auténtico placer viajar y aprender con vosotros.Un abrazo desde Almería.-

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El placer es nuestro por "acompañarnos". Gracias y saludos.

      Eliminar
  3. Pues os quedó muy bien la cascada, sí señor.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, al final tras la lluvia, siempre escampa. Saludos.

      Eliminar
  4. Una entrada muy guapa....Que pedazo de paisajes!!

    ResponderEliminar
  5. Jóder,vaya postales.Me ha gustado mucho lo de mostrar esa foto y debajo la de Colasina haciéndola, es muy interesante.
    Estuve por esa Costa Oeste y todavía me impresiona el recuerdo de aquellas pizarras inclinadas, en pie frente al mar, recordando a los marineros que nunca volvieron...Dios mío que maravilla. No recuerdo el nombre del pueblecito.

    RUSCOS: Que curioso, en mi finquita de Toledo hay muchos, a 460 mts de altitud, bajo las Encinas, nada que ver con vuestro ecosistema ¿sabíais que es familia de los Espárragos? Que planta tan bonita aunque sea algo pinchuda.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estaba tan ensimismada, que me pareció oportuna, je, je. En mi familia paterna, un tío mío fue uno de los que no regresó jamás, yo aún no había visto este mundo. De la parte paterna, mi padre fue el único de tierra como ellos donominan al que no vive de la mar. Abuelo, visabuelo, y mis tíos; todos marineros.
      Pues no sabíamos del parentesco, no, es curioso, lo que si sabíamos es que sus propiedades le vienen bien a Colasina en las ocasiones que cierta parte le da guerra, je, je.
      Saludos.

      Eliminar
  6. Llevo varios días queriendo dejar un mensaje, pero decir eso de que fotos tan geniales, pues como que resulta más que obvio.
    La del cormorán una pasada, pero veo que sobre todo bordáis los ríos.
    Un saludo.

    ResponderEliminar