Aquí podréis asistir al diario de nuestras salidas fotográficas. Y como un diario se escribe. Generalmente versan sobre naturaleza, pues es nuestra mayor pasión. Flora y fauna, en la medida que nos permitan sus integrantes fotografiarlas serán incluidas para acompañar al texto. Tampoco desdeñamos monumentos, u otras posibilidades fotográficas con las que podamos encontrarnos. Esperamos que sea de vuestro agrado.

Pinchando en las imágenes se pueden ver más grandes.

viernes, 24 de agosto de 2012

Vacaciones 2012. IV. Alemania. Francia.

El área de AC de Triberg resultó ser de lo más tranquila...


19.07. jueves.
Este viaje iba concebido para monumentos y descanso, y de hecho apenas vimos aves, en parte porque no pusimos interés en localizarlas. Pero esta escala del viaje tenía por objeto ir a ver un pájaro: El cascanueces (Nucifraga caryocatactes).
Triberg es un pequeño pueblo del estado alemán de Baden Wurtemberg, que está ubicado en el corazón de la Selva Negra. Es famoso por la gran cantidad de artesanos de relojes de cuco que se pueden comprar en cualquiera de las muchas tiendas de la población. También es conocido por las cascadas que forma el río Gutach al cruzar el bosque mixto que forman gigantescos abetos, con algunas hayas y otras frondosas. La entrada a las cascadas está regulada y se accede por una caseta tras el pago de 3.5 € por persona. Hay un sinfín de caminos asfaltados que serpentean entre las empinadas laderas dando excelentes vistas a las cascadas. 
Desayunamos en la tranquila área donde dormimos, muy cerca de la entrada, por lo que hoy no madrugamos demasiado. Nada más abrir entramos apenas sin compañía, y nos dedicamos a buscar a los cascanueces, nos comentaron que eran muy fáciles de localizar, pues están acostumbrados a la gente. Tras un primer contacto no vemos ninguno, y comenzamos a mosquearnos, pero a medida que pasa el tiempo la afluencia de visitantes se acrecienta y al poco van apareciendo los pájaros, ni que decir tiene que al ver el primero fue muy emocionante, pues esta especie nunca la habíamos visto. Después pasaríamos más de un par de horas teniéndolos cada poco a escasos mts, a veces con el zoom en 150 mm. Claro que son muy inquietos y no era fácil congelarlos, además descubrimos porque la llaman selva negra, lo de negra es por los oscuros abetos suponemos, pero lo de selva seguro que es por la frondosidad selvática que deja entrar tan poca luz como en las selvas tropicales, pues la arboleda es tan espesa que escasea mucho la luz, por lo que algunas no hubiesen sido posible sin usar el flash incorporado de la cámara. La mayoría de la gente, aparte de por las cascadas, va por las ardillas, pues está plagado y casi comen de la mano, por lo que ya van los visitantes preparados con cacahuetes para tal fin, (esto lo aprovechan los cascanueces, para robar algunas de las que van destinadas a las ardillas), todo lo contrario a nosotros que apenas miramos para ellas. Descubrimos que a pesar de estar tan cerca de ellos, los demás visitantes apenas si reparan en los cascanueces, y sólo lo hacen al vernos a nosotros hacerles fotos, cosa por otra parte habitual, pues la mayoría de la gente que no se siente atraída por las aves, ya tenemos comprobado que no repara en ellas aunque las tengan muy cerca. A mediodía les dejamos para continuar nuestro camino.

Cascanueces. Triberg. Alemania.

Cascanueces. Triberg. Alemania.

Cascanueces. Triberg. Alemania.

Cascanueces. Triberg. Alemania.

Cascanueces. Triberg. Alemania.

Cascanueces. Triberg. Alemania.

Cascanueces. Triberg. Alemania.

Cascanueces. Triberg. Alemania.

Cascanueces. Triberg. Alemania.

Cascanueces. Triberg. Alemania.

Cascanueces. Triberg. Alemania.

También se nos acercó tímidamente este arrendajo. Triberg. Alemania.

Wili caminando hacia la entrada al parque de las cascadas. Triberg. Alemania.

Casas y banderas junto a la entrada del parque. Triberg. Alemania.

Cascadas. Triberg. Alemania.

Cascadas. Triberg. Alemania.

Cascadas. Triberg. Alemania.

Cascadas. Triberg. Alemania.

Cascadas. Triberg. Alemania.

Cascadas. Triberg. Alemania.

Desde la salida del parque. Triberg.

Triberg. Alemania.

Triberg. Alemania.

 Triberg. Alemania.

Partimos por la 33 hacia Estrasburgo. Ya amaneció con nubes, pero a lo largo de la mañana las nubes van ganando la partida y se asientan por completo, y cada vez son más oscuras. 

Poco después de Triberg, cruzamos un pueblo donde tenían venados en un cercado con malla cinegética.

A unos 10 kms de Estrasburgo paramos junto a un gran lago a comer. En el lago hay decenas de cisnes vulgares y algunas barnaclas canadienses. 

Cisnes vulgares en lago cercano a Estrasburgo.

Cisne vulgar en lago cercano a Estrasburgo.

Barnacla canadiense en lago cercano a Estrasburgo.

Proseguido el viaje entramos de nuevo a Francia en Estrasburgo con la intención de hacer una visita en el centro, pero damos varias vueltas buscando aparcamiento y ante la imposibilidad de conseguirlo nos conformamos con algunas fotos desde el camper y continuamos ruta. 

Estrasburgo. Francia.

Estrasburgo. Francia.

Estrasburgo. Francia.

Estrasburgo. Francia.

Estrasburgo. Francia.

Hay tanto tráfico que no hacemos caso a tiempo al Tom Tom, y tenemos que dar un rodeo enorme para salir, además nos envía por otra ruta, pero a la postre estamos seguros que va a ser más guapa y tranquila, pues nos lleva por el corazón de los Vosgos. Cruzamos pequeños y tranquilos pueblos ante la amenaza de la lluvia pues el cielo tiene muy mal aspecto. 

Wackenbach, Los Vosgos. Alsacia. Francia.

Pueblo en Los Vosgos. Alsacia. Francia.

Paisaje de Los Vosgos desde Raon-sur-Plaine. Alsacia. Francia.

Un par de horas antes del ocaso, llegamos al pueblo de Badonviller justo cuando comienza a llover. Al cruzarlo vemos que la plaza de la república tiene muy buena pinta para pernoctar, y decidimos quedarnos, pues para esta zona no tenemos anotaciones y es mejor no tener que arrepentirse más tarde si no encontramos nada tan tranquilo como este.  
Nos colocamos al fondo de la pequeña plaza. La lluvia no es fuerte y no nos impedirá dormir.

20.07. viernes.
Nos levantamos al alba y sigue lloviendo. La noche fue de lo más tranquila, y al levantarnos vemos que hay otro camper en la plaza, sin duda el ver el nuestro les animó a quedarse. 
Salimos por la D 992 hacia Lunéville, y aunque teníamos intención de visitarla, la lluvia que aún persiste nos hace desistir. Continuamos hacia Nancy que era el siguiente punto a visitar. Parece que la lluvia da una tregua pues para de llover, y aunque está encapotado y con muy mala luz para las fotos entramos a la ciudad. Encontramos aparcamiento, y vamos raudos a caminar controlando tanto el tiempo meteorológico, como el de reloj pues la zona de aparcamiento no nos permite más de dos horas de estancia. Al final llegamos ya con el tiempo agotado, pero valió la pena.

Nancy. Francia.

Las ventanas de los primeros edificios son pintadas. Nancy. Francia.

Nancy. Francia.

Nancy. Francia.

Una de las entradas a la plaza de Stanislas. Nancy. Francia.

Plaza de Stanislas con Colasina chupando cámara. Nancy. Francia.

Fuente. Hay una en los vértices W de la Plaza de Stanislas. Nancy. Francia.

Fuente. Nancy. Francia.

Arco Triunfal. Entrada W a la Plaza de Stanislas. Nancy. Francia.

Plaza de Stanislas con estatua del mismo. Stanislas Leszcynki fue rey de Polonia que fue destronado. Gracias a su yerno, el entonces rey Luis XV, se convirtió en el último duque de Lorena. Nancy entonces era la capital de Lorena, y Stanislas fue un gran benefactor para la ciudad y el que mando construir la plaza real de estilo neoclásico que ahora lleva su nombre.

Otra de las entradas a la plaza. Nancy. Francia.

Plaza de Stanislas. Nancy. Francia.

Plaza de Stanislas. Nancy. Francia.

Plaza reflejada. Nancy. Francia.

Plaza de Stanislas. Nancy. Francia.

Continuamos por la D-674 hacia Neufchâteua. Poco después de este pueblo en un pequeño estanque pegado a la carretera encontramos a esta gallineta incubando.

Gallineta incubando.

Por la N 74 llegamos a Chaumont, aquí continuamos por la D 619 hacia nuestro destino de dormida de hoy, el área municipal de AC de Vendeubre-sur-Barse. Es muy tranquila y está junto a un río que cruza el pueblo, donde hay ánades reales y gallinetas con pollos, bajo el puente de acceso hay una lavandera cascadeña que cada poco entra a cebar.  Al final de la tarde se van abriendo claros y damos un paseo por el pueblo. No es muy grande y le recorremos enseguida. El château de Vendeubre está en muy mal estado, y aunque no es gran cosa comparado con los que están por venir en los próximos días da pena verlo en este estado. Al volver al aparcamiento ya tenemos compañía, el área es también aparcamiento del pueblo, pero apenas si hay turismos. En toda la noche no sentimos ni una mosca.

Entrada al pueblo de Vandeubre-sur-Barse .

Château de Vandeubre-sur-Barse.

Hermoso ejemplar de Catalpa común en flor. Jardines del Château de Vandeubre-sur-Barse.

Flores de Catalpa común. 

Al volver ya teníamos compañía. Área de AC de Vandeubre-sur-Barse.

Gallineta.  Vandeubre-sur-Barse.

Pollo de gallineta. Vandeubre-sur-Barse.

Hembra de azulón. Vandeubre-sur-Barse.

Lavandera cascadeña. Siempre que salía de cebar con saco fecal le dejaba en este mismo punto del río. Vandeubre-sur-Barse.

21.07. sábado. 
Nos levantamos temprano y encontramos el cielo despejado. Vamos de nuevo al Château para hacer la entrada principal que hoy estará con luz bien (ayer estaba a contra luz), también aprovechamos para comprar pan y croissant, ayer los vimos en la panadería y se ven exquisitos, como así fue. Desayunamos en el área donde dormimos.

La fachada principal del Château de Vandeubre-sur-Barse, deja de relieve su estado de abandono, con el balcón apuntalado.

Partimos a continuación por la D 619, D 1, y N 77 a St-Florentin, pensamos parar, pero es un caos lo de intentar aparcar y proseguimos. Lo hacemos hacia Montargis vía d 943, luego a Sully-sur-Loire. En Sully tenemos nuestro primer encuentro con el río Loira, y el primer castillo (château) que tenemos en la lista. 

Château de Sully-sur-Loire. Finales del siglo XIV.

Château de Sully-sur-Loire. Finales del siglo XIV.

Château de Sully-sur-Loire. Finales del siglo XIV.

Château de Sully-sur-Loire. Finales del siglo XIV.

Château de Sully-sur-Loire. Finales del siglo XIV.

Château de Sully-sur-Loire. Finales del siglo XIV.

Desde el castillo salen paseo en carruajes por el pequeño pueblo de Sully-sur-Loire.

Seguimos a Le-Ferté-st-Aubin, y hacemos unas fotos al château del mismo nombre, para seguir después a Beaugency.

Château de Le-Ferté-st-Aubin. Loira. Francia.

Llegamos a Beaugency para dar un paseo y fotografiar algunos de los enclaves de renombre. Este pueblo tiene fama por las diversas ocupaciones efectuadas por los ingleses durante la guerra de los cien años. Aquí tuvo lugar la batalla del mismo nombre que se terminó de librar el 26 de septiembre de 1429, lo que supuso la derrota de los ingleses por los franceses que comandaba Juana de Arco, lo que supuso la vuelta de la ciudad a manos francesas.

Beaugency. Loira. Francia.

Puente sobre el Loira. Beaugency. Loira. Francia.

Beaugency. Loira. Francia.

Beaugency. Loira. Francia.

Beaugency. Loira. Francia.

Beaugency. Loira. Francia.

Partimos de Beaugency hacia Chambord. Este castillo, le encontramos por casualidad navegando por Internet mientras preparábamos el viaje en junio. Quedamos tan extasiados al ver fotos de este château que de inmediato pensamos en ir a verlo a la vuelta. Claro que indagando nos dimos cuenta que el Loira tiene no sólo este, si no decenas de castillos medievales para perder la cuenta.
Chambord, de estilo renacentista, se construye entre 1519-1539 por orden de Francisco I. Cuesta creer  que fue construido con la única finalidad de servir de pabellón de caza para el rey Francisco I. Está rodeado de 53 km2 de bosques que servían de cazadero real al monarca, ahora reserva nacional de caza. Cuando estábamos próximos a llegar vimos una piara de jabalíes en el bosque.  
Llegamos al parking de AC del castillo a las 19.30, hay una docena de AC pero aún hay muchos lugares disponibles. Aquí se puede pernoctar por 22 € las 24 horas. Está a escasos doscientos metros del castillo, así que nada más instalarnos vamos a dar el primer vistazo, para volver a cenar en el camper, y volver con las últimas luces de nuevo.

Primera foto que hace Wili al castillo con la Colasina haciendo la de abajo.

Château de Chamborg. Loira. Francia.

Le hicimos muchas más hasta que el sol se perdió por el horizonte, pero las dejaremos para la próxima entrada, que esta se hace ya larga...

24 comentarios:

  1. Bellísimas imágenes parecen postales.. La zona bien lo merece porque es preciosa.. Y ese Cascanueces una pasada de bonito.. Habéis hecho un viaje estupendo . Felicidades

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La mayoría de las veces nos tenemos que conformar con viajar con la mente, pero está vez logramos hacerlo en persona. Nos alegra que te guste Ana. Saludos.

      Eliminar
  2. Menudo viaje os habéis marcado, muy buenas y bellas imagenes y estupendas las del Cascanueces, desde luego os cundió, saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si que cundió Julián. Gracias por tu comentario. Saludos.

      Eliminar
  3. Magnificas imagenes del Cascanuces una especie que no tenemos aqui en España.Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por eso nos planteamos ir allí, para verlo, pues aquí es imposible. Gracias y saludos antonio.

      Eliminar
  4. Absolutely AMAZING photos, congratulations!

    ResponderEliminar
  5. Chamborg es mucho Chamborg. Tanto castillo es malo para la salud, luego vuelves y tu casa te parece un desastre.
    Vaya pico el cascanueces, se ven pocas fotos, y desde luego en las láminas no se hace uno al idea del poderío que tienen estos córvidos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si la verdad es que es mucho, volvimos un poco acomplejados para casa, al abrir la puerta...
      El pico acojona, seguro que te puede llevar un dedo.
      Saludos Iván.

      Eliminar
  6. Respuestas
    1. Si por nosotros fuese ya no pararíamos nunca. Gracias Alexandre. Salufos.

      Eliminar
  7. ohh impresionantes las fotos de alemania y francia, me recuerda a el mismo viaje que hice .. yo también tengo un blog de ornitología os importaría pasaros , muchas gracias , me interesa vuestra opinión, gracias y un saludo¡¡ http://joancabs.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues nos pasaremos por tu blog. Gracias por tu comentario, nos alegra que te guste y te haya traído buenos recuerdos. Saludos

      Eliminar
  8. Y yo que pensaba que con el Casca era la traca final y resulta que tenemos el último barrenu. La foto del castillo con la Colasina está guapa perooooo la que hace la Super Colasina está mejor, lo siento pero esta muyer va acabar con nosotros. Un saludo pareja

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues todavía queda viaje pa rato, je, je. Va a haber que quitarle el equipo a la Colasina, nos está dejando a la altura, je, je. Saludos.

      Eliminar
  9. Sigo de viaje.....y aprendiendo muchas cosas con vosotros.... :). Lo del cascanueces.... total!!.
    saludinos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No creo que se pueda aprender mucho de nosotros, pero ilusión por lo que hacemos no nos falta. Saludos.

      Eliminar
  10. Que pasadaaaaaa!!!!
    He seguido vuestras entradas de las vacaciones por el movil y son una maravilla,ahora ,ya en casa, las veo "en grande" y se me cae la babaaaa.
    lo del cascanueces.....bufff...tremendas fotos.
    Un abrazu pareja.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nos alegra que te gusten Xurde. Con el cascanueces lo pasamos de cine, menudo bicho...
      Otru abrazu pa vosotros.

      Eliminar
  11. Buf!! Vaya pedazo de viaje parece que has hecho. La narración y las fotos son excelentes. Soy un apasionado de Alemania, pero no conozco sus joyas naturales. Me he dedicado más a conocer sus joyas culturales y costumbres de la vida cotidiana del alemán.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nos alegra que te gusten Antonio. Ya hemos visto en tu blog sobre Alemania y tienes mucha y buena información. Saludos.

      Eliminar
  12. La leche, menudo meneo le habeis pegado al mapa...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si Senén, un poco largo se hizo al final, pero valió la pena.
      Saludos.

      Eliminar